Catalina de Medici – Jean Plaidy

Madame serpiente

Esta es la historia de Catalina de Medici, mujer sagaz e implacable, que alcanzó la fama principalmente por su largo historial de crímenes.
El relato se inicia en el momento en que Catalina, una niña de catorce años, debe abandonar a su adorado Hipólito para casarse con Enrique, segundo hijo del rey de Francia.
Su vida al lado de un hombre que no la ama y que comparte sus días con su favorita, una mujer veinte años mayor que él, acentúan el carácter maquiavélico e inclinado a toda clase de crueles intrigas de Catalina. Madame Serpiente es el primer volumen de la trilogía Catalina de Medici.

La italiana

Año 1559. El rey Enrique II de Francia ha muerto y su esposa, Catalina de Medici, se ha convertido en la reina regente de Francia. En una corte agitada, llena de intrigas y secretos, Catalina pasa a ser el centro de poder. Su posición es tremendamente difícil, pues por un lado tiene que sufrir el conflicto religioso interno y por otro debe soportar las enormes presiones exteriores que recibe de todas partes, en especial del monarca español Felipe II, obsesionado con evitar que las ideas protestantes penetren en su imperio. Madre de tres reyes, Catalina luchará por ellos y se ofuscará hasta llegar a cometer crímenes que harán de ella un personaje tristemente célebre.
La italiana abarca de 1559 a 1572 y es la continuación de Madame Serpiente, primer volumen de la serie de Jean Plaidy sobre Catalina de Medici.

La reina Jezabel

La reina Jezabel es el último libro de la trilogía Catalina de Medici.
El día 24 de agosto de 1572 la locura se apoderó de los católicos de París. Las piedras que pavimentaban las calles de la ciudad enrojecieron teñidas por la sangre de los hugonotes. Las campanas de la iglesia de Saint Germain l’Auxerrois repicaban con furia, sin que nadie hiciera amagos de detenerlas. Era la señal convenida para la carnicería.
Catalina de Médicis agregaba así –a su largo historial de crímenes- su infamia maestra: la noche de San Bartolomé.
Catalina adoradora de un solo dios: el poder. Genial e implacable, gobernaba valiéndose de su ascendiente sobre sus débiles hijos: Carlos, ese hijo medio loco, el pervertido duque de Anjou y el deforme duque de Alençon. A todos ellos se agregaba su hija Margot, la libertina.
Ninguno de sus hijos amaba a Catalina, pero ninguno tampoco osaba contradecirla. Y toda Francia temblaba ante su nombre.

548997_10153136327255144_921460000_n

 

Anuncios

Acerca de Georgina

Cumpleaños 18 de noviembre de 1978 / De Mollerussa, Cataluña, España
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s