Un poco de todo

Blog Cultural Literario 

Definición de cultura

El término cultura, que proviene del latín cultus, hace referencia al cultivo del espíritu humano y de las facultades intelectuales del hombre. Su definición ha ido mutando a lo largo de la historia: desde la época del Iluminismo, la cultura ha sido asociada a la civilización y al progreso.

En general, la cultura es una especie de tejido social que abarca las distintas formas y expresiones de una sociedad determinada. Por lo tanto, las costumbres, las prácticas, las maneras de ser, los rituales, los tipos de vestimenta y las normas de comportamiento son aspectos incluidos en la cultura.

Otra definición establece que la cultura es el conjunto de informaciones y habilidades que posee un individuo. Para la UNESCO, la cultura permite al ser humano la capacidad de reflexión sobre sí mismo: a través de ella, el hombre discierne valores y busca nuevas significaciones.

Según el enfoque analítico que se siga, la cultura puede ser clasificada y definida de diversas maneras. Por ejemplo, hay estudiosos que han dividido a la cultura en tópica (incluye una lista de categorías), histórica (la cultura como herencia social), mental  (complejo de ideas y hábitos), estructural (símbolos pautados e interrelacionados) y simbólica  (significados asignados en forma arbitraria que son compartidos por una sociedad).

La cultura también puede diferenciarse según su grado de desarrollo: primitiva  (aquellas culturas con escaso desarrollo técnico y que no tienden a la innovación), civilizada (se actualiza mediante la producción de nuevos elementos), pre-alfabeta (no ha incorporado la escritura) y alfabeta (utiliza tanto el lengua escrito como el oral).

Por último, cabe destacar que en las sociedades capitalistas modernas existe una industria cultural, con un mercado donde se ofrecen bienes culturales sujetos a las leyes de la oferta y la demanda de la economía.

Cultura maya

La civilización maya habitó una gran parte de la región denominada Mesoamérica, en los territorios actuales de Guatemala, Belice, Honduras, El Salvador y en el comprendido por cinco estados del sureste de México: Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán, con una historia de aproximadamente 3000 años.

Durante ese largo tiempo, en ese territorio se hablaron decenas de dialectos que dieron lugar a las 44 lenguas mayas modernas. Hablar de los “antiguos mayas” es referirse a la historia de una de las culturas mesoamericanas precolombinas más importantes, pues su legado científico y astronómico es mundial. Contrariamente a una creencia muy generalizada, la civilización maya nunca “desapareció”. Por lo menos, no por completo, pues sus descendientes aún viven en la región y muchos de ellos hablan alguno de los idiomas de la familia mayense.

La literatura maya ilustra la vida de esta cultura. Obras como el Rabinal Achí, el Popol Vuh, los diversos libros del Chilam Balam, son muestra de ello. Lo que sí fue destruido con la conquista es el modelo de civilización que hasta la llegada de los primeros españoles, había generado tres milenios de historia.

La conquista española de los pueblos mayas no se consumó hasta 1697, con la toma de Tayasal, capital de los mayas Itzá, y Zacpetén, capital de los mayas Ko’woj, en el Petén (actual Guatemala). El último estado maya desapareció cuando el gobierno mexicano de Porfirio Díaz ocupó en 1901 su capital, Chan Santa Cruz, dando así fin a la denominada Guerra de Castas.

Los mayas hicieron grandes e impresionantes construcciones desde el Preclásico medio y grandes ciudades como Nakbé, El Mirador, San Bartolo, Cival, localizadas en la Cuenca del Mirador, en el norte del Petén, y durante el pre Clásico, las conocidas ciudades de Tikal, Quiriguá (ambas las primeras en ser declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en 1979 y 1981 respectivamente), Palenque, Copán, Río Azul, Calakmul, Comalcalco(construida de ladrillo cocido), así como Ceibal, Cancuén, Machaquilá, Dos Pilas, Uaxactún, Altún Ha, Piedras Negras y muchos otros sitios en el área. Se puede clasificar como un imperio, pero no se sabe si al momento de colonizar impusieron su cultura o si fue un fruto de su organización en ciudades-estado independientes cuya base eran la agricultura y el comercio. Los monumentos más notables son las pirámides que construyeron en sus centros religiosos, junto a los palacios de sus gobernantes (lugares de gobierno y residencia de los nobles), siendo el mayor encontrado hasta ahora el de Cancuén, en el sur del Petén, muchas de cuyas estructuras estaban decoradas con pinturas murales y adornos de estuco. Otros restos arqueológicos importantes incluyen las losas de piedra tallada usualmente llamadas estelas (los mayas las llamaban tetún, ‘tres piedras’), que muestran efigies de los gobernantes junto a textos logográficos que describen sus genealogías, entronizaciones, victorias militares, y otros logros. La cerámica maya está catalogada como una de las más variadas, finas y elaboradas del mundo antiguo.

Los mayas participaban en el comercio a larga distancia en Mesoamérica, y posiblemente más allá. Entre los bienes de comercio estaban el jade, el cacao, el maíz, la sal y la obsidiana.

Literatura

La literatura, en su sentido más amplio, es cualquier trabajo escrito; aunque algunas definiciones incluyen textos hablados o cantados. En un sentido más restringido y tradicional, es la escritura que posee mérito literario y que privilegia la literariedad, en oposición al lenguaje ordinario. El término literatura designa también al conjunto de producciones literarias de una nación, de una época o incluso de un género (la literatura griega, la literatura del siglo XVIII, la literatura fantástica, etc.) y al conjunto de obras que versan sobre un arte o una ciencia (literatura médica, jurídica, etc). Es estudiada por la teoría literaria.

Novela Gótica

La novela gótica es una novela que mezcla amor y terror en una ambientación pseudomedieval, de regusto romántico, con presencia de elementos sobrenaturales.

Algunas obras destacadas son Los misterios de Udolfo, de Ann Radcliffe; El manuscrito encontrado en Zaragoza, de Jan Potocki o El monje, de Matthew Lewis. Estas obras marcaron una de las tendencias básicas de la literatura de terror, con los crímenes provocados por monstruos o aliados del demonio, una corriente muy cultivada durante los siglos XIX y XX, y también las leyendas románticas tradicionales, como las de Becquer.

Literatura erótica

La literatura erótica es un género literario en el cual los textos se relacionan, directa o indirectamente, con el erotismo y el sexo. En ocasiones se puede referir a la misma también como literatura pornográfica si las escenas sexuales son realmente muy explícitas, aunque normalmente sigue considerándose dentro del erotismo.

Lilit

Según el judaísmo de la Edad Media, Lilit fue la primera esposa de Adán, anterior a Eva. Dios creó Lilit y Adán de manera igual. Estos, una vez situados en el Edén se vieron en una disputa cuando, a la hora de mantener relaciones, Lilit opuso a estar debajo del hombre, Adán, ya que encontraba que aquella postura era estar sometida a él. Así pues, Lilit se rebeló y marchó del Paraíso abandonando Adán por no estar bajo los deseos de nadie. Fue entonces cuando Dios creó a Eva, y la creó de una de las costillas de Adán; así ocuparía el lugar de Lilit.

A veces se la representa con el aspecto de una mujer muy hermosa, con el pelo largo y rizado ya veces alada. Algunas citas mitológicas dicen que se asimilaba a un demonio que raptaba a los niños de las cunas durante la noche y que mantenía relaciones sexuales con los hombres mientras estos dormían, como un súcubo. Parece que la Lilit judía sería una apropiación del judaísmo de Lilitu, un demonio nocturno mesopotámico con tendencia a asesinar niños. También se considera que existe una conexión entre Lilit y Inanna, la diosa sumeria de la guerra y el placer sexual.

Existe también un mito griego sobre una mujer llamada Lamia, una reina libia que mantuvo relaciones con Zeus; después de que Zeus la abandonara, Hera robó sus hijos, y ella se vengó robando los hijos de otras mujeres.

La Sra. Rius

Libros de Julian Peiro

LA SRA. RIUS, DE MORAL DISTRAIDA

Por primera vez una auténtica profesional del mundo de la prostitución da la cara para desmontar los consabidos tópicos acerca del trabajo del sexo. Frente a la avalancha de libros y programas televisivos que oscilan entre lo frívolo y la sordidez, esta mujer real alza la voz para explicar un trabajo del que se siente orgullosa. La Sra. Rius es una leyenda en Barcelona y una institución a nivel nacional. En estas memorias, compartidas junto al conocido periodista Julián Peiró, seguiremos su trayectoria. Desde que una joven Lydia empieza a ejercer, por consejo de su madre, hasta que, tras pasar por los mejores locales de la ciudad, llega a la creación de su propio negocio. Allí, ya como Sra. Rius, se convertirá en una más que peculiar madame: por un precio razonable les ofrecerá siempre las mejores chicas, pero le exigirá ser el mejor de los clientes. Junto a ella descubrimos las pasiones sexuales de personajes famosos, la evolución en los gustos de la clientela y la manera de gestionar una casa de citas. Pero también el día a día de unas mujeres que son mucho más que las horas compartidas con un hombre.

LA SRA. RIUS AL DESNUDO

La Sra. Rius, la madame más famosa de Barcelona, finalmente se desnuda al completo para revelarnos, ahora como Lydia Artigas, todos los secretos de una vida dedicada a su controvertido oficio. Empujada por la cariñosa acogida del público de su anterior libro, La Sra. Rius de moral distraída, Lydia nos confiesa ahora de la mano del periodista Julián Peiró todo lo que por prudencia calló en ese libro. ¿Qué motiva a una chica para entrar en el oficio? No cualquiera sirve: ¿qué le pedirá Lydia para aceptarla como pupila? ¿Cómo consigue fidelizar a los señores que demandan sus servicios? ¿Cuáles son los trucos para el buen gobiernode una casa de citas? ¿Cómo se resuelven las implicaciones morales de su oficio? En definitiva, un desnudo integral.“

Historia

La historia es la ciencia que tiene como objeto de estudio el pasado de la humanidad y como método el propio de lasciencias sociales. Se denomina también “historia” al periodo histórico que transcurre desde la aparición de la escriturahasta la actualidad.

Más allá de las acepciones propias de la ciencia histórica, “historia”, en el lenguaje usual, es la narración de cualquier suceso, incluso de sucesos imaginarios y de mentiras; sea su propósito el engaño, el placer estético o cualquier otro (ficción histórica). Por el contrario, el propósito de la ciencia histórica es averiguar los hechos y procesos que ocurrieron y se desarrollaron en el pasado e interpretarlos ateniéndose a criterios de objetividad; aunque la posibilidad de cumplimiento de tales propósitos y el grado en que sean posibles son en sí mismos objetos de debate.

A su vez, llamamos “historia” al pasado mismo, e, incluso, puede hablarse de una “historia natural” en que la humanidad no estaba presente (término clásico ya en desuso, que se utilizaba para referirse no sólo a la geología y la paleontología sino también a muchas otras ciencias naturales -las fronteras entre el campo al que se refiere este término y el de la prehistoria y la arqueología son imprecisas, a través de la paleoantropología-, y que se pretende actualizar como “gran historia” o “historia profunda”).

Ese uso del término “historia” lo hace equivalente a “cambio en el tiempo”.  En ese sentido se contrapone al concepto de filosofía, equivalente a esencia o permanencia (lo que permite hablar de una filosofía natural en textos clásicos y en la actualidad, sobre todo en medios académicos anglosajones, como equivalente a la física). Para cualquier campo del conocimiento, se puede tener una perspectiva histórica -el cambio- o bien filosófica -su esencia-.

Novela histórica

La novela histórica es un subgénero narrativo propio de romanticismo en el siglo XIX, pero que aún continúa desarrollándose con vitalidad en los siglos XX y XXI. Su argumento está basado, como su nombre lo indica, en hechos o personajes históricos.

Toma por propósito principal ofrecer una visión verosímil de una época histórica preferiblemente lejana, de forma que aparezca una cosmovisión realista e incluso costumbrista de su sistema de valores y creencias. En este tipo de novelas han de utilizarse hechos verídicos aunque los personajes principales sean inventados.

Biografía de Jean Plaidy

Seudónimo de Eleanor Alice Burford Hibbert, que también escribió con otros numerosos seudónimos de los que destacan Victoria Holt y Philippa Carr. Estudió taquigrafía, dactilografía e idiomas, poniéndose a trabajar a los dieciséis años con un joyero. A los veinte, se casó con un comerciante amante de la lectura, que por su posición económica le permitió dedicarse a la escritura. Murió en al mar, en algún punto entre Grecia y Egipto.

Prolífica escritora, escribió más de doscientos libros, de los que se han vendido más de cien millones de ejemplares, es muy conocida por sus novelas históricas, góticas e histórico románticas, en las que los protagonistas son siempre mujeres. Utilizaba un seudónimo distinto para cada tipo de novela.

Anuncios

Acerca de Georgina

Cumpleaños 18 de noviembre de 1978 / De Mollerussa, Cataluña, España
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s